Traducciones jurídicas

En este campo de la traducción es pertinente un enfoque intelectual que permita enfrentarse tanto a los retos lingüísticos como a los retos que se presentan al tratar con dos o más marcos jurídicos diferentes. Las traducciones jurídicas deben ser realizadas, por tanto, por traductores jurídicos especialistas y minuciosamente revisadas por un segundo especialista para garantizar que la traducción es tan meticulosamente equivalente al texto original como sea posible. Yo cuento con una formación especializada en la traducción jurídica y sobrada experiencia ofreciendo traducciones jurídicas a empresas, bufetes de abogados y particulares, y cuento con una red de colegas altamente calificadas en la traducción jurídica. Por lo tanto puedo asegurar el altísimo nivel de precisión y fidelidad necesarios para este tipo de traducción y un óptimo control de la calidad.