Quién soy

Sandy Carpenter - Traductora ProfesionalMe llamo Sandy Carpenter y soy una traductora profesional afincada en La Herradura (Granada), España. Mi lengua materna es inglés y domino tambien el español y el italiano. Mi carrera di traductora freelance empezo en 2012 cuando obtuve mi maestría en traducción por la universidad de Exeter en el Reino Unido. Antes de este, pude adquirir valiosa experiencia como traductora interna en varias empresas, utilizando mis habilidades lingüísticas para contribuir al crecimiento de sus mercados globales. Cuento también con la califacación TEFL (enseñanza de inglés como idioma extranjero), algo que me permitió de perfeccionar mis conocimientos lingüísticos viviendo y trabajando durante muchos años en Italia y España. Desde que lancé mi trayectoria como traductora autónoma hace casi un decenio, he desarrollado una amplia cartera de proyectos completados con éxito y construido una red de relaciones sólidas con clientes y colegas en Europa y Reino Unido.

Qué hago

Proporciono servicios de traducción, revisión y edición para empresas, bufetes jurídicos y individuos. Ayudo a mis clientes a navegar los aspectos a menudo desconocidos antes de emprender proyectos de comunicación intercultural. En estrecha colaboración con mis clientes, ideo estrategias de traducción eficaces para garantizar la consecución de los objetivos, y propongo soluciones a posibles problemas que puedan surgir en relación al proyecto. Mis clientes aprecian los conocimientos y competencias que puedo aportar en estos ámbitos, que se deriven de mi entrenamiento especializado en la traducción comercial y jurídica a la universidad, mi experiencia empresarial plurinacional, y los miles de horas de meticulosa investigación realizada para entregar los más de 400 proyectos completados hasta ahora.

Por qué lo hago

Aparte la inmensa satisfacción de ser mi propia jefa, este trabajo es un viaje de descubrimiento continuo en el que siempre aprendo cosas nuevas. Poder compartir estos conocimientos y mi pasión para los idiomas con mis clientes y colegas para ayudarles a conseguir sus objetivos es muy gratificante para mí. En pocas palabras, gano la vida haciendo lo que me encanta.

Cuando no lo estoy haciendo

Cuando no estoy ocupada buscando la solución perfecta a varias cuestiones peliagudas de traducción, me pueden encontrar con la nariz metida en un libro, intentando aprender la guitarra, o paseando (y tapeando por supuesto) por la playa y el pueblo.